Inicio Blog Propósitos de año nuevo

Propósitos de año nuevo

por Entre Corrientes

Como ya es un clásico, cuando empieza un año nuevo (o cuando nos hacemos un añito más viejas), toca hacer una lista con los propósitos para este nuevo año. Todo a pesar de que sabemos que el 80% no los cumpliremos, pero así somos. A lo mejor en eso reside la gracia.

A mí me encantan las listas, pero por alguna razón las de propósitos no me van mucho. Puede que sea porque sé que voy a tachar pocas cosas. Pero este año me he aplicado y he creado una lista con unas cuantas cosas que me gustaría conseguir. La verdad es que todas están relacionadas con el mundo viajero, así que yo creo que este año lo voy  tener más fácil para empezar a tachar cosas como una loca. ¿o no?

Sin más dilaciones ahí va mi lista de propósitos que sí o sí, tengo que conseguir:

  1. Aprender a comer con palillos: Sé que no suena a gran cosa, pero para mí lo es. Lo he intentado muchas veces, pero algo falla en mis dedos, y ese trocito de pollo o noodle siempre termina por caerse. Pero este año tengo que aprender a comer con palillos, porque si no me veo llevando un tenedor en mi maleta para nuestra ruta por Asia.  No obstante tengo un plan B. Durante nuestro último viaje por Singapur me hice con unos palillos que vienen con un adaptador que hace de pinza y que me puedo llevar tranquilamente a cualquier lado. ¿Que la gente me va a mirar como un bicho raro? Seguro. ¡Pero yo sin comer no me quedo!
    propósitos de comer con palillos
    La verdad es que me arrepiento de no haber comprado más palillos en Singapur. Porque ya sabes como son estas cosas, y antes de que me de cuenta, seguro que lo he perdido. Así que ya me he puesto a mirar qué alternativas hay en internet para cuando me toque reponerlos. Por si eres tan patosa como yo, aquí te dejo un enlace a algunos palillos similares que he encontrado para sacarnos de algún apuro.

    Palillos Pinza
    palillos chinos flamenco
  2. Ponerme en forma: Éste sí que suena a típico propósito que nunca se cumple. Pero este año lo único que tengo en mente es que durante nuestro viaje no quiero perderme ningún volcán, montaña o ruta, porque no sea capaz de aguantar el esfuerzo. Todavía recuerdo la ruta para subir el Kawah Ijen en Indonesia, que tampoco es que fuera nada del otro mundo, pero como íbamos con el tiempo justo para ver las blue flames, parecía que se me iban a salir los higadillos por la boca ¡eso no puede volver a pasar!
    Ruta para ver el volcán Ijen
  3. Perder mi miedo a las alturas: Este propósito ya es un poco más complicado, porque de momento no sé ni cómo abordarlo. Os confesaré un secreto: Me dan miedo las alturas. Es algo incontrolable. Empiezo a pensar que me voy a caer por un barranco y me voy a matar. Que voy haciendo una ruta, voy a resbalar, me voy a caer y me voy a matar. Que estando al borde de un barranco va a venir un viento muy fuerte, me voy a desequilibrar, me voy a caer y me voy a matar. Y así un montón de opciones en las que siempre acabo muerta. Cuando lo pienso me parece super ridículo, pero en el momento, es algo superior a mis fuerzas. Además me pasa incluso con la gente que viene conmigo, que no la dejo que se acerque al borde nunca. En mi defensa diré que soy muy muy patosa, y todo esto en mi mente parece muy factible. En fin, si a ti también te pasa, te ha pasado o conoces a alguien en mi situación, acepto todo tipo de consejos para intentar superar mis miedos. ¡éste es mi año!

    propósitos - perder el miedo a las alturas

    Esto es lo máximo que conseguí acercarme al borde…

  4. Hacer un curso de fotografía: Sí, lo confieso. ¡¡¡Hago mis fotos en modo automático!!! La verdad es que no tengo mucha idea de fotografía, así que hasta ahora he preferido que mi máquina, que de esto tristemente sabe más que yo, decida por mí. Pero sí es verdad que muchas veces ves un sitio, te haces una imagen en tu mente de cómo quieres que sea la foto, y la dichosa maquinita no está de acuerdo contigo. Y al final, todo parecido a lo que tú querías sacar es pura coincidencia. Así que éste es mi año. De momento ya me he comprado una nueva cámara, y estoy empezando a practicar el modo manual poco a poco. Aunque he de confesar, que en los momentos críticos del viaje a Singapur y Filipinas, tiré de modo automático para asegurarme no volver a casa sin ninguna foto decente.
    puete colgante
  5. Aprender a conducir una moto. Sí, como has leído, y no, no estoy hablando de una moto de 500cc, ni nada por el estilo, si no de una Scooter. Así de triste es mi propósito de año nuevo. Ahora es cuando tú me dices, ¡pero si eso es facilismo! ¡no hace falta aprender nada! Pero la cuestión es que yo nunca tuve moto de joven, y la única vez que intenté conducir una, fue porque una amiga (saludos desde aquí a mi amiga Nerea ;)) me dejó un día que llevase la suya un rato. No sé si llegamos a estar 5 minutos subidas en la moto, pero el resultado fue que en la primera curva un poco cerrada nos caímos. Total, que lógicamente mi amiga no me volvió a dejar su moto, yo tampoco lo habría hecho. Desde entonces, nunca más he vuelto a montarme en una. Así que ahora la idea de ir a Asia y alquilar una moto, hace que sólo pueda pensar en que me voy a caer en cualquier momento. Así de absurdos son los miedos. Así que bueno, no sé todavía muy bien cómo, pero tengo que aprender a conducir una moto. Si no, me veo como en Filipinas, ¡alquilando una bici!
    bicis en bantayan
  6. Escribir más.  Así, sin rodeos. Este año la realidad es que hemos viajado muchísimo. Más de lo que habíamos pensado en un principio. Y esto, unido a cambios profesionales y problemas familiares ha hecho que no hayamos tenido tiempo para escribir. Pero este año intentaremos escribir un poquito más, para poder compartir contigo todas nuestras experiencias. Cada mensaje que nos mandáis o comentario que nos dejáis, nos da un empujoncito más para continuar con este proyecto. ¡Gracias por vuestro apoyo!

Bueno pues ahí están mis propósitos de año nuevo. Yo creo que de momento no vamos a exigirnos más, que ya sabemos lo que pasa luego… y tú ¿¿¿ya has hecho tu lista??? ¿Coincidimos en alguno? Cuéntame tus propósitos para este año, y así a final de año podremos ver cómo de bien nos ha ido 😉

También te puede interesar...

Déjanos un comentario

2 comentarios

Carmela 5 enero, 2018 - 11:15 am

Jaja me ha encantado el propósito número 1, estoy segura que en un par de meses en Asia, comiendo todos los días con palillos lo conseguirás :D. Además con esa ayudita que te has aligenciado, será mucho más fácil ;).
Por los demás, ánimo con lo de las alturas, yo soy igual con los bichos asesinos, pienso que todos van a aparecer a picarme a mí y moriré jaja.
Yo la verdad que tampoco soy de propósitos, siempre pienso alguno, pero nada serio y a los dos días de nochevieja se me olvida jaja y a lo largo del año pues me van apareciendo, no necesito que sea año nuevo. Pero este año me he propuesto un par de ellos personales y otros dos blogueros jaja.
Personales:
1. Hacer yoga, he decidido que quiero que este sea mi deporte, me parece sencillo de seguir mientras viajas aunque difícil de aprender…
2. Creer más en mi misma.
Los blogueros:
1.Publicar dos veces por semana o al menos 1.
2. Llevar a cabo todas las ideas que se me vengan a la cabeza y no dejarlas aparcadas en borrador.

Y oye lo de la moto no lo tenía yo en la lista, pero creo que a Unai no le vendría mal una ayudita jaja es que estoy peor que tu, ¡nunca he cogido una! Lo intenté en Myanmar y no me veía nada confiante jaja y luego la mayoría han sido semi automáticas y para aprender pues como que no, así que lo dejaremos para este nuevo año.

Contestar
Entre Corrientes 7 enero, 2018 - 5:40 pm

¡Hola guapísima!
Muchísimas gracias por tu comentario y por tu lista de propósitos. ¡A final de año a ver cuántos hemos conseguido!
Yo en lugar del yoga intento ir a Pilates, pero he de decidir que he estado bastante vaga, a ver si este año Juan me obliga ya a ir jaja Lo de creer en una misma, la verdad es que también lo comparto. El año pasado fue un año bastante bueno para esto y ha hecho que la confianza en una misma vaya creciendo un poquito, así que vamos por buen camino. Tú sólo echa la vista atrás, piensa en todo lo que has conseguido y hasta dónde has llegado, y piensa ¡que no tienes límites! 😉
De los propósitos blogueros, estoy igual que tú. Eso sí, tú has apuntado más alto. Yo con publicar una vez cada dos semanas ya me doy por satisfecha. Y con hacer un par de las ideas que tengo, también daré el año por bien aprovechado. Que como los días no empiecen a tener 50 horas, me parece a mi que no me salen las cuentas jeje
Y lo de la moto… en fin. Antes de ir a Filipinas estuve mirando cursillos de Scooter, no te digo más xD
Un besazo enorme, y os deseo todo lo mejor. ¡Seguid poniéndonos los dientes largos con vuestra vuelta al mundo!

Contestar
You cannot copy content of this page