Cuando lo pierdes todo en un incendio en Raja Ampat

por Entre Corrientes

De todas las formas que se nos podrían haber pasado por la mente, por las que hubiésemos tenido que acortar o cancelar alguno de nuestros viajes, he de admitir que que el barco en el que viajábamos, cumpliendo el sueño de bucear en Raja Ampat se incendiase, no se nos hubiera ocurrido, ni en nuestras peores pesadillas.

Pero a veces la vida es así de ‘caprichosa’ y eso es justo lo que nos pasó durante nuestro último viaje por Indonesia, el pasado 1 de Marzo. Estos días no han sido, no están siendo nada fáciles, y escribir esta entrada lo ha sido menos. Por eso he tardado tanto en encontrar la forma de condensar en esta entrada todo lo que han sido las últimas semanas.

incendio barco oceanic en Raja Ampat

Llevábamos años planeando este viaje, era un sueño que teníamos desde hace años. El vida a bordo lo teníamos reservado desde hace meses y la ruta de nuestro viaje se centraba en estar a finales de Febrero en Papúa Occidental, en Indonesia. ¿El objetivo? Viajar hasta Sorong, para pasar 9 días navegando entre las impresionantes islas de Raja Ampat y buceando en sus increíbles aguas, para comprobar con nuestros propios ojos, si de verdad los arrecifes de coral que tantas veces habíamos visto en los documentales, eran tan impresionantes como decían. Y vaya si lo eran. 

Hemos de decir, que allí hemos hecho algunas de las inmersiones más bonitas de todas nuestras vidas, y los que nos conocéis desde hace algún tiempo, sabéis que hemos buceado en un montón de sitios, y en muchos de los mejores puntos de buceo del planeta. Y sí, Raja Ampat es sin duda uno de esos sitios a los que sí o sí, tienes que viajar una vez en tu vida. Y mucho más si buceas. Enormes arrecifes de coral y llenos de vida, es lo que pudimos disfrutar durante los días previos al accidente.

A pesar de que no llegamos en las mejores condiciones a Sorong, porque nuestro paso por Filipinas nos dejó los oídos algo tocados, finalmente pudimos disfrutar de 6 increíbles días de buceo. Pero el día 1 de Marzo, después de 2 impresionantes inmersiones cerca de la isla de Arborek, regresamos al barco tras pasar casi una hora buceando acompañados de 3 preciosas manta rayas. Poco después de regresar al barco, mientras nos estábamos duchando en la parte trasera del barco, empezó a salir un humo muy denso de la escalera que bajaba a la parte de abajo.

A partir de ahí, todo pasó muy rápido, el humo lo inundó todo y la tripulación rápidamente nos dio indicaciones para que saltásemos del barco y nos subiésemos a las zodiac, que en un momento habían preparado para alejarnos del barco y ponernos a salvo. Así que saltamos al agua, literalmente con el bañador y el ordenador de buceo, que fueron las dos únicas cosas que salvamos.

Al principio pensamos que sería una tontería, que conseguirían apagarlo, pero todavía no nos creemos la velocidad con la que todo avanzó. Y ahí estábamos nosotros, en la zodiac, viendo como ese precioso barco en el que habíamos pasado casi una semana maravillosa, se consumía en llamas, con absolutamente todas nuestras pertenencias dentro.

Los que viajáis durante más de un mes y/o que generáis contenido, creo que os podéis hacer una idea de la cantidad de cosas y de electrónica que llevábamos encima: mi mac book pro con el que trabajo, el portátil de juan, Samsung s22 ultra, otros 2 móviles, drone literalmente recién comprado para este viaje, go pros, divevolk también recién comprada para este viaje, cámara Olympus con teleobjetivo….  Y suma y sigue.

Si te soy sincera, hasta que no tuvimos que hacer la lista con todo lo que llevábamos, con precios y muy importante, con tickets de compra, no fuimos conscientes de la barbaridad de dinero que llevábamos encima en artículos. Así sin paños calientes. Más de 16.000€ en artículos (de los que encima no de todos tenemos ticket) y 2000€ en efectivo, que están todos calcinados y sepultados bajo el mar. Y eso por no pensar en lo que nos costará a precio de hoy, volver a comprar todo lo que teníamos. Literalmente un pedacito de nosotros se ha quedado para siempre en las aguas de Raja Ampat.

incendio en Raja Ampat

Tras ver cómo el barco se consumía en llamas, sin poder hacer nada para evitarlo, nos evacuaron a la isla de Arborek, que era la que estaba más cerca de donde sucedió el accidente. Y de ahí nos llevaron de vuelta a Sorong, donde tuvimos que ir a comprar ropa de emergencia y donde la empresa del barco ya nos había buscado alojamiento.

No sé describir la sensación de indefensión y desesperación que se siente en estos momentos. Tan en shock estábamos, que ni éramos capaces de recordar los teléfonos de la familia. Entre el cambio horario y el día de locos que habíamos tenido, decidimos esperar al día siguiente para llamar al seguro e intentar contactar con la familia.

El problema vino cuando intentamos acceder a nuestros correos electrónicos, bancos, redes sociales… Por seguridad, todo lo tenemos configurado con la autenticación en dos pasos (2FA), que cuando tienes tu portátil y tu móvil es maravillosa. Pero la cara de gilipollas que se te queda cuando intentas acceder, y te sale un mensaje diciendo que como no se reconoce el dispositivo, se activa el 2FA y para poder acceder te van a enviar un SMS a tu teléfono, no tiene precio.

Ahí estábamos nosotros, que no sólo habíamos perdido todo físicamente, si no que encima no podíamos acceder a bancos para poder comprar vuelos, a emails para contactar con la familia, ni a las redes sociales para intentar al menos contactarles por ahí.

Pero nos fuimos a la cama pensando, que al día siguiente llamaríamos al seguro de viaje y al menos ellos nos ayudarían. Pero nada más lejos de la realidad. Aquí tengo que puntualizar que nosotros llevamos más de una década viajando con Iati, siempre hemos estado contentos cuando hemos tenido que dar un parte, y nunca habíamos querido probar otro, porque al final si te pasa algo de viaje, lo último que quieres es que tu seguro de viaje te falle.

Pero en este viaje, como muchos compañeros bloggers los recomendaban, decidimos erróneamente contratar el seguro con Mondo (ahora HeyMondo) para probar. Lo dudamos hasta el último momento. Pero tristemente al final lo contratamos con ellos.

Creo que te puedes imaginar el shock, la ansiedad y los nervios con los que hicimos esa llamada, a las 5:30 de la mañana, al seguro con el único objetivo de pedir ayuda para poder regresar a España. Pero tras contarle todo lo sucedido a la persona que recepcionó la llamada, entre sollozos y desesperación, su primera respuesta fue «ah! que lo que quieres es poner una reclamación de pérdida de equipaje». Y partir de ahí todo fue a peor.

Aquí hay que dcir que HeyMondo, al igual que otros seguros del mercado, solamente son corredurías de seguros y que la aseguradora que tienen detrás se llama Iris Global. Por lo que ya te puedes imaginar, que al final todas estas empresas que venden seguros de viaje, son tan buenas, como las aseguradoras que tienen detrás. En el caso de nuesta experiencia con Iris Global, fue todo un completo desastre. Cuando ya contactamos directamente con Mondo, hemos de decir que han sido muy amables y están mediando en el caso, pero eso no cambia la experiencia que tuvimos en un momento tan duro, ya que nuestro contacto durante esos primeros días, fue directamente con Iris Global.

Por más que le explicábamos que lo habíamos perdido todo, que no teníamos ni cómo contactar con la familia, porque la llamada la estábamos haciendo con el móvil de la única chica que consiguió sacar su móvil del barco, la persona al otro lado entre comentarios jocosos en plan «mujer, todo eso es reemplazable» o «nosotros no somos una agencia de viajes», lo único que hacía era leer cláusulas para decirnos que no nos íban a ayudar en nada y que nos buscásemos nosotros la vida tanto para llegar a la embajada que estaba a 4 horas en avión de Sorong, como para regresar a España.

Restos del incendio del Oceanic en Raja Ampat

Más allá de que en los seguros haya cláusulas tan ridículas como que si se inunda mi casa en España me ayudan en la repatriación, pero si pierdo absolutamente todo en un incendio en el lugar en el que estoy de vacaciones y no tengo acceso a mi dinero para poder comprarme ni un vuelo, me tenga yo que buscar la vida.

O que para que me puedan hacer un adelanto de fondos, ojo, que es un dinero que voy a tener que devolver, me tengan que haber robado, pero que si pierdo absolutamente todo en un incendio me digan que no. Esto me lo guardo para mi pataleta e indignación personal, pero si las cláusulas no lo cubren, pues no lo cubren.

Con esto quiero decir, que leais muy muy bien todas las cláusulas del seguro que vayáis a contratar, porque si os pasa como a nosotros, que perdimos aboslutamente todo en un incendio a miles de kilómetros de casa, puede que la única respuesta que obtengáis sea la que recibimos nosotros: «búscate la vida para llegar a España y cuando llegues nos escribes para tramitar la reclamación de pérdida de equipaje».

Mira que le insistimos que en ese momento no estábamos pensando en a quién le podía reclamar todo lo que habíamos perdido, que lo único que queríamos era ayuda para poder volver a casa. Que por favor nos ayudasen a comprar unos vuelos, que luego les devolvíamos el dinero, pero que físicamente, en ese momento, no podíamos hacerlo nosotros.

Ni nos preguntó si estábamos bien, si habíamos inhalado humo, si necesitábamos un médico, si podían ayudarnos a contactar con la familia, y a parte se negó a ayudarnos a contactar con la embajada. Nuestra queja no es lo que cubre o no la póliza, si no el trato que recibimos. Con comentarios jocosos, ninguneando la situación en la que estábamos y diciendo que como «vosotros estáis acostumbrados a viajar por el mundo» encontraríamos la manera de llegar a la Embajada de España, que estaba a 4 horas en avión, sin dinero, sin acceso a correos electrónicos y sin haber podido contactar con la familia.

Nosotros tardamos entre 36 y 40 horas en poder comunicarnos con nuestros respectivos hermanos. Con el miedo de que saliese la noticia en España y se enterasen antes de poder hablar con ellos. Aunque afortunadamente eso nunca pasó.

A lo mejor es que yo soy muy ilusa, pero sinceramente no creo que sea el tono ni las forma que se deben utilizar cuando se recibe una llamada de emergencia en una centralita de un seguro de viaje, y la persona que está al otro lado ha perdido absolutamente todo lo que tenía en un incendio y no puede acceder ni a emails ni a bancos ni absolutamente a nada para poder regresar a casa o al menos a la Embajada. Yo creo que hasta para decir, no te podemos ayudar, hay que tener un poco de tacto y empatía.

Ya resignados, le pedimos que por favor escalase la petición de que nos ayudasen a comprar los vuelos devolviendo nosotros después el dinero, y le dejamos el télefono y el email de la dueña del móvil y el del hotel en el que estábamos alojados. Pero en 48 horas no intentaron ponerse en contacto con nosotros, ni para ver si estábamos bien, ni para ver si habíamos conseguido llegar a la embajada.

Cuando les llamamos nosotros 48 horas después para que añadiesen un email y un teléfono de contacto al expediente, nos dijeron que «yo había exigido» (con tono de retintín…) que se escalase la petición de ayuda, pero que como había sido en fin de semana, que tenían que esperar al horario de oficina para tramitar la petición, y finalmente enviarnos un email aséptico en el que rechazarían ayudarnos a volver a casa, porque no nos habían robado.

No sólo eso, si no que encima nos engañaron diciendo que el equipaje no estaba cubierto porque en «los viajes superiores a 90 días consecutivos fuera del domicilio habitual, el equipaje sólo queda garantizado en los viajes de ida y vuelta a España o país de residencia.», (otra vez, revisa bien toda la letra pequeña de cada cláusula de la póliza), cosa que era totalmente mentira porque llevábamos poco más de un mes de viaje y ni si quiera hacía 90 días que habíamos comprado la póliza.

No sé ni explicar la sensación de impotencia, de desamparo y literalmente de ansiedad en la que estuvimos todos esos días. Si no llega a ser porque la empresa del barco y sus trabajadores nos ayudaron en todo momento e hicieron todo lo posible por agilizar todos los trámites y por ayudarnos a solucionar nuestra situación, no sé lo que hubiésemos tardado en salir de allí y regresar a España.

Desde aquí, solo tenemos palabras de agradecimiento para la tripulación del barco por ponernos a salvo, y a la empresa del barco y al director del crucero por cuidarnos en todo momento tras el incidente. Por ayudarnos con todas las gestiones, intentar que no nos sintiésemos desamparados y asegurarse de que llegasemos a nuestras casas lo más rápido posible. De verdad, no tenemos palabras para expresar lo agradecidos que estamos en este sentido.

Una vez conseguimos llegar a Jakarta el domingo 3 de Marzo, tuvimos que esperar hasta el lunes a las 9 am para ir a la embajada de España a solicitar el salvoconducto que nos permitiese volar de vuelta a casa. Para nuestra sorpresa, y a pesar de que el personal del barco había hablado en repetidas ocasiones con la embajada el fin de semana contándoles todo lo ocurrido, allí no sólo no había nadie para recibirnos, si no que realizamos el trámite de la misma forma que si hubiésemos perdido el pasaporte en una discoteca de Jakarta. La verdad es que estábamos bastante soprendidos e indignados a partes iguales.

Tras esperar unas 3 horas a que se comunicasen con la policía española y que nos realizasen todo el trámite, por fin teníamos el papel más esperado de toda la semana, que nos permitiría coger un vuelo al día siguiente de regreso a España. Amablemente preguntamos si nadie iba a bajar a hablar con nosotros, porque en serio que me parecía totalmente increíble que hubiese habido un incendio en un barco del que habían tenido que evacuar a 9 turistas, entre ellos éramos 3 españoles, y nadie de la embajada se dignase a bajar a hablar con nosotros para ver cómo estábamos.

Tras enseñarle a la funcionaria la foto del barco ardiendo, subió a consultar la situación. Y tras decirnos que sí, «el cónsul quiere hablar con vosotros» pero tenéis que esperar, la realidad es que el cónsul nunca bajó, si no que bajaron dos representantes de la oficina consular, que entre cara de estupefacción y vergüenza, nos dijeron que ellos no sabían nada del accidente ni de nuestra situación.

Yo sinceramente, será que he visto muchas películas, pero más allá de que el personal del barco logicamente les había contado lo sucedido, que un barco se incendie en Indonesia con 3 turistas de tu país, que hayan perdido absolutamente todo, que salió la noticia en los periódicos incluso con nuestros nombres y nacionalidades, y la Embajada no sepa nada, me parece totalmente increíble.

Esto es ya es sólo una anécdota más, como la gota que colma el vaso, de lo que fueron los días posteriores al accidente. Los que me conocéis, sabéis que soy introvertida, que no soy mucho de contar mi vida o cosas privadas y que todas estás cosas me dan mucha vergüenza. Pero la realidad es que está situación nos ha dejado bastante ko, sobre todo a mí, que no te voy a mentir, todavía no me he repuesto de lo sucedido.

Hemos perdido todo lo que teníamos y ahora tenemos que volver a comprarlo para poder seguir trabajando y viajando. Yo soy autónoma y tengo un blog pequeñito. Hace no mucho decidí apostar por él, invertir dinero en ampliar equipo con el drone, la go pro, la divevolk… y la verdad es que esto ha sido un palo bastante grande.

Pero como se suele decir, hay que pensar en la parte positiva. En que todos, tripulación y pasajeros estamos bien. Que nadie resultó físicamente herido, a pesar de las pérdidas materiales no solo nuestras, si no de toda la tripulación del barco. Porque en ese incendio absolutamente todos perdimos todas nuestras cosas, y en su caso encima su medio de vida. Desde aquí les vuelvo a enviar todo mi cariño y agradecimiento por tratarnos tan bien durante absolutamente todo el viaje. Antes, durante y después del accidente.

Por eso si estás pensando en viajar a Raja Ampat, no podemos más que recomendarte el Ondina, que es el otro barco que tiene la empresa con la que viajábamos. Solamente tenemos buenas palabras hacia ellos, antes, durante y después del accidente. Y al final fue eso, un accidente, que puede pasar en cualquier sitio. Con ellos pasamos casi una semana espectacular, hicieron todo lo posible porque las inmersiones fuesen insuperables y la tripulación nos cuidó en todo momento. Así que sólo podemos recomendarlos 100%.

Cómo puedes ayudarnos

Sin rascarte el bolsillo 🙂

Si realizas cualquier compra o reserva a través de nuestros enlaces de afiliados para tus próximas vacaciones, a ti no te costará nada o incluso conseguirás un descuento como el 5% en el seguro de viaje, 75 USD en tu próximo vida a bordo de buceo o 7% en la carcasa submarina para tu móvil.

Desde free tours, alojamientos o incluso material de viaje. He creado una página con nuestros sitios web favoritos para organizar nuestros viajes, que llevamos usando más de una década. Así que si quieres, puedes echar un ojo a la Lista de páginas imprescindibles para organizar un viaje.

Comparte la entrada. Sólo con eso ya nos estarás ayudando a llegar a más gente con nuestra historia, a que se sepa nuestra experiencia con HeyMondo y a que más gente nos conozca. Con eso ya nos ayudas un montón.

Si te encanta bucear como a nosotros

Viajes de buceo

Todos nuestros últimos viajes de buceo vida a bordo los hemos reservado a través de Divebooker, que es una plataforma que te permite consultar y reservar vajes de bucea de una forma tan sencilla como si fuese un hotel. En la entrada Consejos para reservar un viaje de buceo vida a bordo y encontrar las mejores ofertas te dejo toda la información sobre la plataforma que usamos nosotros. Y si te suscribes a su newsletter a través de este enlace, tendrás 75 USD de descuento que se aplicarán de forma automática en tu primera reserva.

Equipamiento de buceo

Si necesitas comprar algo de material de buceo, te podemos recomendar los 3 sitios principales donde nosotros solemos comprar todo lo que necesitamos para bucear:

  • Armería Álvarez: A pesar del nombre, en esta tienda puedes encontrar absolutamente todo lo que necesites de deporte, incluyendo equipamiento para buceo. Ahí hemos comprado mi traje Aqualung Dynaflex o mis escarpines. Y es una tienda de las de siempre, en la que te ayudarán a elegir el mejor equipamiento de buceo para ti.
  • Decathlon: Nuestra tienda de referncia para absolutamente todo lo que necesitamos para viajar, incluído equipamiento de buceo. Aunque en las tiendas físicas no hay tantas cosas de buceo, en la página online puedes encontrar de todo. Te dejo mi escaparate con algunos de nuestros artículos favoritos, como nuestras queridas aletas de Aqualung, que hemos perdido en el incendio.
  • Amazon: Al final siempre que no encontramos nada en otro sitio, acabamos recurriendo a Amazon, y es que tiene casi cualquier cosa que se te pueda imaginar. Ahí compramos nosotros nuestros chalecos con capucha que compramos antes del viaje, y que también perdimos, para completar nuestros trajes de 5mm y no pasar frío durante las inmersiones.

También te puede interesar...

0 0 votes
Valoración
Suscribirse
Notificación de
guest

6 Comentarios
Más reciente
Más antiguo Más votado
Inline Feedbacks
View all comments
Alejandra de Viajarcuesteloquecueste
28 días hace

Lo compartiré por mis redes sociales … un fuerte abrazo de corazón

Yared Lazarín
Yared Lazarín
29 días hace

Somos Cyana Todo Buceo. Ya pudimos leer lo sucedido, qué bueno que todo quedó en cosas materiales, la situación no fue nada sencilla y sí, podemos entender lo angustiante de que a pesar de haber contratado un seguro, éste no haya servido par nada sino lo contrario. Estamos en México, pero con todo gusto compartimos su historia para hace la cadena de comunicaicón. Tenemos una idea muy clara de lo que han perdido en equipo. Gracias por compartir lo sucedido, que sirva para otros buzos, que sirva para que puedan sacar las emociones guardadas. Qué alegría que llegaron a casa sanos y salvos. Abrazo enorme.

Heymondo
29 días hace

Estimados Nuria y Juan,

Desde Heymondo lamentamos profundamente esta experiencia que os ha tocado vivir. Nos hacemos cargo de la situación de incertidumbre y estrés que habéis pasado y las dificultades y consecuencias de haber tenido que vivir un momento así.

Como sabéis, por parte de Heymondo, estamos trabajando en vuestro caso desde que fuimos conocedores de los hechos, para aclarar con la compañía de seguros Iris Global, todo lo sucedido.

En Heymondo nos importa mucho la calidad del servicio que se presta a nuestros clientes y por ello estamos haciendo un seguimiento de vuestro caso hasta su total esclarecimiento y depuración de responsabilidades donde las haya.

Esperamos tener noticias de la compañía aseguradora próximamente y os mantendremos informados de cualquier novedad. Por supuesto, podéis seguir contando con nosotros en aquello en lo que podamos ayudaros.

Un saludo, Equipo Heymondo

Esta página utiliza cookies para mejorar la experiencia que tienes dentro del sitio. Aceptar Más info

You cannot copy content of this page

6
0
¡Déjanos un comentario!x
×

 

Hola 🙋🏻‍♀️

¿Necesitas ayuda con la organización de tu viaje? Pues mándame un mensaje y te ayudaré en lo que pueda :)

 

×